Entrevista a Angélica Dossetti, autora de la saga de Ema y A la sombra del Terevaka

“Yo no le escribo a los críticos, le escribo a mis lectores”

¿Cómo nace esta pasión por escribir?

Esto nace leyendo mucho, me entretenía mucho leer cuando chica, sentía que con los libros viajaba. Luego empecé a crear historias, le cambiaba los finales a los libros que no me gustaban. Siempre he tenido un tema con la trascendencia. Creo que uno pasa por la vida y tiene que dejar algo, y yo quería encontrar una forma de trascender. La trascendencia me motiva a escribir, pero además me encanta escribir, es una necesidad básica, como para los otros comer. Tengo la necesidad biológica de escribir. Me encanta inventar historias, en cada persona y familia veo algo.  

 

¿De qué forma llegaste a la literatura infantil/juvenil? ¿También escribes de otros temas?

A mí me gusta mucho el cuento, porque en una historia corta se pueden contar tantas cosas.  Por mucho tiempo escribí cuentos para adultos, me encantan mis cuentos para adultos y aún los sigo escribiendo. Cuentos sobre mujeres empoderadas, que hacen lo que quieren, que salen al mundo a conquistar. Siempre he sido muy feminista.

Y a la literatura infantil y juvenil llegué por mi hija. Cuando mi hija era chica era muy divertida y simpática. La Francisca era tan agrandada y hacía tantas cosas que yo empecé a escribirlas, y ella se transformó en el personaje principal de la saga de Ema. Lo que cuento ahí son cosas que le pasaron a ella, que parten desde alguna situación y sigo escribiendo. Mi personaje fue creciendo y por eso ahora estoy escribiendo un libro de Ema en la universidad, pero ¡no sé en qué minuto esto irá a terminar! (risas). Si yo no hubiera tenido hijos jamás hubiera escrito para niños.

 

¿Cuál fue tu primer libro con Zig-Zag?

Mi primer libro con Zig-Zag fue Hay que salvar a Sole. Este libro lo escribí pensando en algo que le pudiera gustar a Francisca, porque no le gustaba leer cuando chica, ahora es una gran lectora. Cuando partí escribiendo a ella no le gustaba leer, porque no le interesaba la literatura que le proponían en el colegio. Así que en Hay que salvar a Sole traté de tomar todos los ingredientes y temáticas que le importaban a Francisca y a las niñas de su edad.

 

 

 

¿Cómo ha sido la experiencia de trabajar con Zig-Zag?

A mí me gusta mucho trabajar con Zig-Zag. Cuando decidí que había que publicar Hay que salvar a Sole yo tenía una sola meta, que era entregar mi manuscrito al propio editor, a nadie más. Me di la tarea de hacer una lista y llamar a las editoriales y todas me decían “déjelo con la secretaria” o “envíelo”, pero cuando llamé a Zig-Zag me llevé la sorpresa que fue la única que me comunicó con el editor directamente. Don José Manuel Zañartu me preguntó de qué trataba el libro y le gustó mucho que la protagonista fuera una niña, porque decía que siempre eran niños. Me dijo que lo llevara a la editorial, así lo hice y lo publicaron.

Me gusta de Editorial Zig-Zag la promoción que tienen, el que estén presente en todo el país con sus representantes. Es un lugar muy cordial, siempre muy atentos con todo.

 

Hemos seguido tus visitas a colegios, ¿Qué puedes rescatar de cada uno de esos encuentros?

Me gusta mucho compartir con los niños. Me gusta la relación que se da con ellos, la conversación, las preguntas que hacen. Es un tremendo premio que sobre mis libros los niños te digan “yo antes no leía y ahora sí leo”. Para mí ese es el mayor premio y es lo que me importa. Yo no le escribo a los críticos, le escribo a mis lectores. 

 

¿En qué proyectos estás actualmente?

Actualmente estoy con dos proyectos. Uno es la continuación de la saga Ema. Ahora Ema ya está en la Universidad, y en este libro su amiga Ana se viene a estudiar a Chile y le toca vivir y conocer la dura experiencia de otros migrantes en Chile.

El otro proyecto es un libro que trata sobre homosexualidad, de cómo el protagonista la enfrenta desde que se da cuenta que no le gustan las mujeres, la aceptación, cómo lo toma la familia, cómo enfrenta al mundo. Él mantiene una relación oculta por muchos años. Todo lo que tiene que pasar y vivir por no contar lo que le estaba pasando. El engaño, el miedo al VIH. Es una apuesta completamente distinta a lo que he hecho antes y no tiene nada que ver con la saga de Ema. Este proyecto lo estoy haciendo porque me han preguntado mucho que por qué no he escrito de esto, porque en los colegios esto es un tema.

 

 

 

 

 

¡Los libros de Zig-Zag llegan a Estados Unidos!

¿Sabías que gracias a Books del Sur nuestros libros están en Estados Unidos? Esta empresa, dirigida y fundada por Heather Brooks, se dedica a crear planes de lectura para escuelas norteamericanas que tienen programas de inmersión en español y también con familias que educan en casa. ¡Nuestros libros ya están ahí!  Revisa el video